Actualidad PreMas

Actividades y eventos

« Noviembre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Colaboradores

SACYLJCYL

Universidad de León

Masajes que recuperan

Domingo, 31 Mayo 2015 11:43
Masajes que recuperan

La Sociedad Española de Enfermería otorga el primer premio al estudio del Hospital sobre la terapia con masajes a prematuros.

Un equipo de investigadores de León ha demostrado que masajear a los bebés prematuros acelera su recuperación y mejora los problemas neurológicos. El proyecto iniciado en el Hospital de León logró el reconocimiento de los expertos de la Sociedad Española de Enfermería Neonatal (Seen), que concedió a la investigación realizada en el Hospital de León el primer premio a la mejor comunicación oral.

El masaje y la cinesiterapia aplicada por los padres y las madres al recién nacido prematuro hospitalizado aporta beneficios a su desarrollo biológico y neuromotor. Esas son las primeras conclusiones de la investigación, que, por primera vez, ha puesto cifras a esta recuperación.

El enfermero y profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de León, Daniel Fernández, y la fisioterapeuta y también profesora de la misma facultad, María José Álvarez, han demostrado, con la ayuda de todo el equipo de Neonatología y unidad de prematuros del Hospital de León, que los bebés a los que se masajeó do durante seis meses tuvieron una mejor evolución neurológica, ganaron 120 gramos más de peso que los que no recibían la terapia, crecieron 2,3 centímetros más y su perímetro cefálico aumentó 1,1 centímetros más.

«Este estudio es pionero en España porque es la primera vez que implica a un equipo multidisciplinar y se ha utilizado una escala de valoración neurológica específica, la Spanish Premie-Neuro (SPN) validada y publicada por nuestro grupo de investigación», explica Daniel Fernández.

Bebés prematuros

«Entre un 6% y un 12% de los nacimientos suceden antes de la 37 semana de gestación y su impacto socio-sanitario es muy elevado», explica Fernández. El éxito del proyecto pasa por la participación activa de los padres, a los que el equipo enseñó a masajear a los bebés con un protocolo de masaje basado en el empleado por Field y Cols durante quince minutos diarios.

El grupo de control estuvo formado por 34 neonatos que cumplieron los criterios de inclusión durante los seis meses anteriores. Los investigadores realizaron dos grupos, uno de control y otro de bebés a los que se les aplicó el masaje. El promedio de peso del total de participantes fue de 1,688,3 gramos. La ganancia de peso en el grupo control fue de 696,5 gramos y en el grupo de intervención de 816,3 gramos. Los investigadores encontraron diferencias estadísticamente significativas en relación a la talla y el perímetro cefálico. La talla en el grupo intervención se incrementó en 5,2 centímetros en relación al grupo control que creció 2,9 centímetros. El perímetro cefálico también aumentó en un 4,2 centímetros en el grupo intervención en relación a los 3,1 del grupo control. La valoración neurológica según la escala Spanish Premier-Neuro presentó una puntuación mayor en el grupo de intervención (101,3), frente al grupo control (95,8), con una diferencia estadísticamente significativa. Los resultados obtenidos por el equipo de León son alentadores, aunque Daniel Fernández es prudente. «Seguiremos investigando».

El objetivo de este estudio es reducir las estancias hospitalarias, estimular el desarrollo motor y recuperar lo antes posible el peso.

El estudio realizado en el Hospital de León competía en el Congreso de Enfermería Neonatal con investigaciones realizadas por grandes hospitales como Gregorio Marañón, Puerta de Hierro, La Paz, Severo Ochoa, Getafe o Vall d'Hebron, que también presentaron proyectos. Los hospitales presentaron proyectos sobre la eficacia de la leche materna extraída para la analgesia en neonatos durante la extracción de sangre, el papel de la enfermería pediátrica o mejora de los resultados de la canalización umbilical con un sencillo cambio postural.

 

Fuente original de la noticia: www.diariodeleon.es