Actualidad PreMas

Actividades y eventos

« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Colaboradores

SACYLJCYL

Universidad de León

Primera cirugía urgente a un prematuro en su cuna

Lunes, 04 Abril 2016 11:57
Primera cirugía urgente a un prematuro en su cuna

Los cirujanos pediátricos del Hospital de León han realizado la primera operación a vida o muerte de un prematuro de 1.560 gramos. La cirugía se hizo en la cuna. La unidad, que en junio tendrá un cirujano más, ha intervenido ya a 160 menores.

Los cirujanos pediátricos del Hospital de León han realizado la primera operación a vida o muerte de un bebé prematuro de 32 semanas de gestación y 1.560 gramos de peso. El recién nacido tuvo que ser intervenido de urgencia en su cuna incubadora. Trasladarlo al quirófano hubiera acabado con su vida. El bebé se encuentra perfectamente y dentro de pocos días recibirá el alta hospitalaria. De no existir en León la cirugía pediátrica, el bebé hubiera muerto.

El jefe del servicio de Cirugía Pediátrica, Erik Ardela Díaz, explica que el bebé, nacido el día anterior a su operación, se puso mal súbitamente «por lo que requirió ser intubado con asistencia ventilatoria». El diagnóstico antes de la operación fue de perforación intestinal «por lo que dada la gravedad del niño se intervino en la uci neonatal. Por su estado y su poco peso su transporte a quirófano habría aumentado el riesgo de gravedad. Se operó con carácter de urgencia a las nueve de la mañana en la incubadora preparada para este tipo de situaciones». La perforación gástrica, de gran tamaño «fue reparada satisfactoriamente, colocándose una gastrostomía de seguridad (apertura de un orificio en la pared anterior del abdomen para introducir una sonda de alimentación en el estómago)». El postoperatorio inmediato fue bueno y el bebé comenzó a tolerar alimentos al sexto día de su intervención por lo que se le retiró la gastrostomía. «Actualmente está ganando peso y su estado es satisfactorio».

Es la primera intervención que se hace en el Hospital de León a un niño tan pequeño y con tan poco peso «y ha sido posible por la asistencia especializada de los pediatras neonatólogos e intensivistas, anestesistas pediátricos y el equipo de cirugía pediátrica de reciente incorporación en este centro», asegura Ardela Díaz.

Desde su puesta en funcionamiento en noviembre de 2015, tras casi quince años de reivindicación social, el equipo de Cirugía Pediátrica, que cuenta actualmente con dos cirujanos, ha realizado ya 160 operaciones mayores y otros 20 procedimientos menores. En junio se incorporará otro cirujano a la plantilla y en quince días se habilitarán dos quirófanos más para realizar tres sesiones quirúrgicas a la semana. Además, la tercera parte de los anestesistas del Hospital de León están preparados para atender los quirófanos pediátricos, que cuentan también con enfermeras especializadas y el apoyo de la uci pediátrica y neonatal.

Hasta su puesta en marcha, casi 200 niños de León tenían que ser derivados cada año a Burgos para someterse a operaciones menores. El presidente del Colegio de Médicos, José Luis Díaz Villarig, el gerente del complejo asistencial, Juan Luis Burón y el jefe del servicio de Pediatría, Santiago Lapeña, lideraron una campaña en octubre de 2013 que acabó por convencer al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, de la necesidad de que León contara con este servicio. Colectivos sociales, sindicatos y políticos, lo llevaban reivindicando varios años. Sobre la mesa del consejero pusieron los datos. León era el único gran hospital de Castilla y León que carecía de este servicio, lo que dejaba a 55.000 menores de 15 años de la provincia en desventaja con el resto de la Comunidad. Villarig alertaba entonces del riesgo de los desplazamientos para la salud de los recién nacidos que necesitaban ser sometidos a una operación quirúrgica «por posibles complicaciones que puedan surgir en el trayecto», advertía.

Ahora la cartera de servicios es «completa e integral», asegura el jefe del servicio, Erik Ardela, «ya no se derivan más niños». Otras especialidades quirúrgicas como otorrinolaringología, traumatología, cirugía cardíaca y neurología, servicios independientes, también operan a menores en el Hospital, cada uno en su especialidad.

El equipo de cirugía pediátrica ha operado casos de uropatía obstructiva, quistes ováricos en niñas prepúberes, cirugía laparoscópica, eliminación de bazos por enfermedad hematológica y un tumor testicular, como casos más destacados.

500 ingresos

En el Hospital de León ingresan cada año quinientos menores que necesitan una intervención quirúrgica. Las sociedades científicas aconsejan la existencia de un cirujano pediátrico por cada cien mil habitantes.

Ardela sostiene que para cubrir la atención quirúrgica infantil de la provincia de León hacen falta cuatro cirujanos.

Con la apertura de la unidad de cirugía pediátrica se evitan los desplazamientos de los menores y sus familias fuera de la provincia, con lo que mejora la calidad de la atención a la población infantil. Ardela, asegura que la unidad potencia la actividad de otros servicios como Pediatría, Anestesia, Radiología, Medicina Nuclear, Obstetricia y Ginecología y otros con los que hay que hacer protocolos de actuación conjunta como en la invaginación intestinal, donde el procedimiento radiológico necesita de la intervención de un cirujano. La cirugía pediátrica permite potenciar el trabajo multidisciplinar en el Hospital de León.

Erik Ardela Díaz nació en Perú hace 61 años. Allí estudió la carrera de Medicina. En 1984 inició su formación de Cirugía Pediátrica en el Hospital Infantil del Niño Jesús de Madrid. Tiene el Grado de experto de Laparoscopia, el Board europeo de cirugía pediátrica, el Grado de Suficiencia Investigadora por la Universidad de Valladolid, máster de Gestión de Centros y Servicios Sanitarios y el Grado de experto de Gestión de Calidad de Servicios Sanitarios. Ha desarrollado su carrera profesional en el Hospital Universitario de Burgos durante 24 años y en los últimos años ha sido coordinador de la unidad de docencia y formación continuada de este hospital. Las relaciones de amistad con el equipo de León hizo que dejara Burgos para poner en marcha el servicio en León.

 

Fuente original de la noticia: www.diariodeleon.es